Post del Blog

Lea post útiles sobre mascotas
Cómo introducir un nuevo gato en casa ¿Se llevarán bien?

Cómo introducir un nuevo gato en casa ¿Se llevarán bien?

97

Cómo introducir un nuevo gato en casa

A veces introducir a un nuevo gato en una casa en la que ya viven uno o más gatos, puede ser una tarea delicada. Los gatos conviven mejor cuando son parientes o se han criado juntos, por eso lo recomendable, si piensas adoptar varios gatos, es que sean de la misma camada.

En la mayor parte de los casos, planificar esta adopción es una misión imposible, ya que las adopciones se producen en momentos diferentes de nuestra vida. Cuando adoptamos un gato por primera vez no tenemos por qué tener claro que adoptaremos otro en un futuro y además no siempre adoptamos gatitos de primera edad.

Lo más frecuente cuando vamos a adoptar un nuevo gato es que ya contemos con un gato adulto, que tiene su espacio y que nada tendrá que ver con el nuevo gato que vamos a incorporar a la familia. 

Si este es tu caso, estás en el lugar indicado así que sigue leyendo.

Convivencia entre gatos dentro de la misma casa

Aunque muchos gatos disfrutarán de la compañía de un nuevo amigo gatuno, otros se sentirán incomodados por la presencia de otro gato y lo considerarán un intruso.

Descubrir cuál de las reacciones tendrá tu gato al conocer al nuevo será cuestión de tiempo y deberás hacerlo bien para garantizar la buena convivencia.

Lo mejor que puedes hacer es reproducir la situación que se daría si los gatos estuviesen en libertad. ¿Y cómo hago eso?, te preguntarás, pues muy fácil:

  • Introduce al nuevo gato en casa de forma gradual y manteniéndolo aislado un tiempo prudencial. Los gatos que viven en libertad sólo aceptan a un nuevo miembro en su grupo después de que éste haya pasado un tiempo rondando por la periferia del grupo. Primero deben reconocerlo como un congénere y no como un extraño.
  • Cuando el nuevo gato se haya acostumbrado a la habitación en la que se encuentra aislado de forma temporal, permítele salir y explorar el resto de la casa, mientras mantienes tu gato encerrado.
  • Inicia la presentación de ambos gatos por tu cuenta: Lo mejor es que hagas tu la primera presentación sin necesidad ponerlos cara a cara.

Cómo presentar a dos gatos sin ponerlos cara a cara

Para que tus dos gatos se conozcan sin necesidad de haberse visto puedes utilizar un par de toallas. Asigna a cada gato una toalla diferente y guárdalas por separado. Frota con la toalla la cara y los laterales de cada gato para que sus olores y feromonas se impregnen en ellas.

Una vez tengas una toalla con el olor de cada gato debes ponerla a disposición del otro gato mientras lo premias con caricias, juegos o la asocias a caricias.

Deja que el gato explore la toalla del otro y haz que la asocie a estímulos positivos.

Cuando notes que los gatos se sienten cómodos con el olor del otro, puedes comenzar a a guardar las toallas juntas para que sus olores se mezclen. Utiliza las toallas para impregnar de olor los rincones en los que veas que ellos se restriegan.

Frota a un gato con la toalla del otro además de con la suya para que ya no exista esa separación de olores y comiencen a asociar que el del otro les es familiar.

Cuando notes que esta situación ya no les es incomoda, puedes dejar que establezcan contacto visual. No debes tener prisa, el proceso anterior puede prolongarse algunos días o incluso semanas, pero es mejor hacerlo despacito y con buena letra.

Lo ideal es situar a uno de ellos detrás de una puerta de cristal que permita que se vean pero no que se toquen. Si no tienes un espacio así puedes abrir solo una rendija de la puerta o colocar una malla o barrera. El contacto visual debe ir de más a menos, siendo de menos duración los primeros días y ampliándolo si notas que la cosa va bien.

Durante el contacto visual de ambos gatos debes premiarlos con comida o juegos para que asocien la situación a estímulos positivos.

Qué hacer cuando tus dos gatos ya están cara a cara

Este es el último paso del proceso. Si todo ha ido bien introducir al nuevo gato en casa habrá sido costoso pero sencillo. 

En este paso, como en los otros, debes empezar a juntar a tu gatos de forma gradual. Procura que estén juntos durante breves periodos de tiempo, pero sin forzarlos.

Si uno de los dos gatos decide marcharse, déjalo ir sin obligarlo. Puedes distraer su atención mientras están juntos, utilizando comida o premios. 

No los dejes nunca sin supervisión en los primeros encuentros ya que pueden ser cruciales para determinar si la convivencia entre los gatos será buena.

Ten preparados rincones seguros a los que los gatos se puedan retirar en caso de sentirse incómodos. 

Recuerda que por muy bien que se lleven tus gatos, ellos son animales muy autónomos y necesitan sus espacios de soledad y tranquilidad.

Si notas cualquier dificultad durante el proceso, puede consultar a tu veterinario sobre algunos productos tranquilizantes para gatos que os puedan ayudar.

Feliway Friends, por ejemplo, es un producto formulado especialmente para garantizar la buena convivencia entre gatos. Con una réplica sintética de feromona felina, Feliway friends se conecta a cualquier enchufe para que el difusor esparza esas feromonas y el buen rollo entre gatos esté garantizado.

Zylkène es otra opción recomendada por veterinarios en gatos que sufren estrés producido por cambios en su vida. Les ayuda a adaptarse de forma natural a situaciones nuevas, gracias a la caseína una proteína presente en la leche materna que los relaja de forma natural.

Esperamos que tus gatos se conviertan en compañeros inseparables y que este proceso sea coser y cantar.

¡A por ello catlover!

Comentarios (0)

No hay comentarios
Sólo usuarios registrados

Categorías