Post del Blog

Lea post útiles sobre mascotas
Enseña a tu cachorro a hacer sus necesidades en la calle

Enseña a tu cachorro a hacer sus necesidades en la calle

109

Cómo enseñar a tu cachorro a hacer "pis" y "caca" en la calle

Como te decíamos en la introducción, que el cachorro aprenda a hacer sus necesidades en la calle es cuestión de repetir buenas prácticas. El cachorro poco puede hacer por ayudarte, ya que repetir los buenos hábitos de higiene dependerá sólo de ti. Tienes que contar con la paciencia y constancia suficientes para lograr enseñar a tu peludo.

Aquí van algunas recomendaciones y consejos que pueden hacerte triunfar y lograr que tu cachorro haga sus necesidades en la calle, ánimo.

Saca a tu cachorro a pasear cada 2 o 3 horas

La frecuencia de los paseos en cachorros debe ser de alta a muy alta a fin de minimizar riesgos. Cada 2 o 3 horas tu cachorro debería pasear para lograr que en momento de tener pis o caca lo pille en la calle. Siempre que tenga ganas de hacer sus necesidades debe encontrarse en la calle. Para asegurarte de que esto es así deberás inexcusablemente pasearlo en los momentos de alto riesgo:

  • Tras las comidas
  • Cuando vuelvas a casa
  • Tras el ejercicio
  • Al despertarse 

enseñar-cachorro-necesidades-callePremia a tu cachorro cuando haga sus cosas en la calle

Lleva siempre contigo algunas galletitas o snacks que le gusten. Cuando haga pis o caca en la calle ofrécele una galleta o premio, también puedes acariciarlo y hablarle en tono agradable ya que tu perro considera tu cariño como un premio tan valioso como la comida. Utiliza las 2 técnicas para un mejor resultado: mimos y galletas ¡No fallarás!.

Nada de ir casa corriendo cuando termine

Tu perro es cachorro, pero no está tonto ni mucho menos. Sabemos que es un rollo estar cada 3 horas en la calle esperando que haga pis pero has de ser paciente. Si nada más terminar de hacer sus necesidades te lo llevas corriendo a casa, no le va a gustar. Cuando asocie que en el momento que hace pis o caca, termina la diversión del paseo, hará lo posible por aguantarse. Tu cachorro tardará más en hacer sus cosas para evitar que el paseo termine. ¿A qué ahora le darás otra vuelta a la manzana?.

¿Le has regañado por hacerse pis? ¡Mal hecho!

Nunca debes reñir a tu perro por hacer sus necesidades, ni aunque las haga dentro de casa. Los cachorros no comprenden por qué eso está mal, ya que es una acción fisiológica necesaria y no saben que dentro de casa no es el lugar.

Si lo riñes por orinar o defecar dará igual que estéis dentro o fuera de casa, tu cachorro evitará hacer sus necesidades delante de ti. Evita reñirle si no quieres que tu cachorro se aguante el pis cuando estés delante.

Tu cachorro es un recipiente ¡Obsérvalo!

La supervisión del cachorro es la clave para que tu pequeño pueda aprender. Imagina que tu peludín es un recipiente. Si está lleno de pis o de caca, o de ambos, debes tenerlo vigilado. Cuando veas que deambula, olisquea o está inquieto, es el momento de bajarlo a la calle para que haga allí sus necesidades. Si por lo que sea no llegas a tiempo y se le escapa en casa recuerda no reñirlo. Límpialo y no le des mayor importancia.

Vuelta a casa y sin resultados ¡No desesperes!

Al principio vas a pasarte más rato en la calle que en casa. No tengas prisa y ármate de paciencia. Puede que al principio pases un buen rato en la calle y tu cachorro no haga ni una mísera gota de pis. Vuelve a casa con él pero recuerda estar pendiente para bajarlo cuando veas que es el momento. ¡Es un recipiente lleno, recuérdalo!

Crea una zona controlada

Por la noche o en los momentos en los que no puedas controlarlo (salidas a comprar, trabajo...) prepara una estancia de control y coloca allí todas sus cosas. Puedes comprar un parque para perros o simplemente hacerlo en una pequeña habitación o galería. Coloca su comida, bebida, juguetes, cuna y justo al otro lado coloca los empapadores o periódicos que delimiten el área para evacuar. Existen también bandejas empapadoras muy prácticas e higiénicas para solucionar este problema.

Después de todos estos trucos, cuando el proceso termine, tu cachorro será capaz de aguantar más y aprenderá a hacer sus necesidades en la calle. Con tiempo podrás rebajar la frecuencia de los paseos y estar tranquilo.

Recuerda que aunque aprenda a aguantar deberás pasearlo con frecuencia teniendo en cuenta sus necesidades y su capacidad de contención.

Los cachorros y los perros senior siempre necesitan más visitas al wc que los perros adultos. ¡Cuídalos!

Comentarios (0)

No hay comentarios
Sólo usuarios registrados

Categorías