Post del Blog

Lea post útiles sobre mascotas
La convivencia entre tu perro y tu bebé

La convivencia entre tu perro y tu bebé

96

La convivencia entre tu perro y tu bebé

Si acabas de tener un bebé y te preocupa como será la convivencia con tu perro, ahora que la familia ha aumentado, este post te interesa.

Saber cómo reaccionará tu perro ahora que ya no es el bebé de la casa es un tema que preocupa muchos a los padres primerizos.

Hoy te traemos algunos consejos que te ayudarán a que la convivencia entre tu perro y tu bebé sea segura y positiva para ambos.

Normas para una convivencia segura entre tu perro y tu bebé

  1. La primera norma, y la más importante, es que tu perro y el bebé nunca deben estar juntos sin supervisión o vigilancia de alguien. Cuando no puedas estar pendiente de ambos, debes separarlos.
  2. En los casos en los que sea necesario separar al perro del bebé, deberás premiar a tu perro para que no se sienta mal. Si está tranquilo dale premios, juguetes, caricias y elogia su buen comportamiento.
  3. Relaciona la atención que le prestas a tu perro con la presencia del bebé. Ignora en la medida de lo posible a tu perro cuando el bebé no esté presente y hazle caso cuando el bebé entre en escena. Conseguirás que tu perro asocie la presencia del bebé a estímulos positivos.
  4. Cuando el bebé llore llama a tu perro para premiarlo. También puedes hacer esto cuando sea la hora del pecho o de cambiar el pañal. Así la rutina del bebé se asociará a estímulos positivos para tu perro.
  5. No te olvides de seguir premiando sus buenas conductas. Si hasta ahora prestabas atención a tu perro y lo premiabas cuando se portaba bien, sigue con esas pautas.
  6. Pide ayuda a tus amigos y familiares para premiar a tu perro. Es normal que tu gente acuda a casa a conocer al bebé, así que un poco de ayuda no te irá mal. Pídeles que presten atención a tu perro, que jueguen con él y que le den premios si se porta bien. Hazles entender que estás fomentando la buena convivencia.
  7. Trata de reducir las riñas y castigos a tu perro. Si nota que hay tensión a su alrededor y que los castigos aumentan, asociará eso a la presencia del bebé.
  8. Presta atención al lenguaje corporal de tu perro cuando esté en presencia del bebé. Observa si reacciona de un modo diferente o si se encuentra en estas situaciones: asustado y replegado, se relame (puede ser síntoma de estrés), se encuentra tenso y rígido, se encuentra hiperexcitado.convivencia-perro-bebé
  9. Separa al perro del bebé si notas que su lenguaje corporal está en una de las fases anteriores. Es mejor prevenir e ir poco a poco.
  10. Cuando el bebé ya gatee debes tener especial cuidado. Vigila en todo momento a tu perro y tu bebé. Comprueba que el perro se encuentra 100% relajado en presencia del bebé y en caso de duda evita que tu bebé gatee hacia el perro. Si tu perro no está tranquilo evita que el bebé se acerque a él sobre todo si el perro está durmiendo, comiendo o jugando con un juguete.convivencia-perro-bebé

Los perros son nuestros mejores amigos y en muy pocas ocasiones se muestran agresivos de por sí con un bebé, sin embargo debemos extremar las precauciones. El aumento de la familia es un gran cambio en la rutina y vida de nuestras mascotas y puede afectarles al carácter. 

El estrés puede provocar cambios en la actitud de tu perro que debes prevenir y tratar con paciencia y amor.

Estamos seguros de que vais a formar una preciosa familia ¡Suerte!.

Comentarios (0)

No hay comentarios
Sólo usuarios registrados

Categorías