Post del Blog

Lea post útiles sobre mascotas
La socialización del cachorro

La socialización del cachorro

155

La socialización del cachorro

La socialización del cachorro, aunque breve, es un proceso muy importante que definirá el carácter del perro cuando sea adulto. Esta socialización del cachorro se produce durante los primeros 3-4 meses de vida y va a marcar su conducta para siempre, por eso, debemos tomar en serio esta tarea.

En estos primeros meses de vida del perro, las experiencias tanto positivas como negativas van a quedar almacenadas para formar la conducta adulta de tu cachorro.

Cuantas más experiencias positivas y variadas viva un cachorro, más probabilidades tendremos de conseguir un perro adulto amigable y confiado. Por el contrario, las experiencias negativas, excesivas o la falta de experiencias en los 3-4 primeros meses de vida, tendrán como consecuencia un perro desconfiado, agresivo e inadaptado a su entorno.

¿Qué es importante en el proceso de socialización del cachorro?

Si estás leyendo esto, es porque quieres hacer las cosas bien con tu cachorro, por eso vamos a ayudarte. En el proceso de socialización del cachorro hay algunos puntos clave que tendrán resultados negativos o positivos en función de cómo te portes con tu perro.

socialización-cachorro Aislar al cachorro

Si aislas a tu cachorro o lo proteges en exceso, cuando sea un perro adulto rechazará el contacto social. Son muchos los dueños que, por miedo o desconocimiento, prefieren resguardar a sus cachorros del mundo. El contacto social es fundamental para un perro en desarrollo. Cuantas más cosas vea y reconozca, más cosas aprenderá , por lo que si quieres que tu perro se lleve bien con otros perros, con niños o con el resto de los mortales, debes presentárselos cuando aun es un cachorro.

Recuerda siempre que tu perro es un animal de instintos y está más preparado de lo que crees para subsistir y cuidarse por él mismo. No lo protejas en exceso, deja que explore y se nutra del entorno.

Abrumar o asustar al cachorro

Si en sus primeros meses de vida abrumas al cachorro o lo asustas, la impresión puede durar toda su vida y sentirse intimidado. Hemos visto ya que el perro debe estar expuesto a estímulos y en contacto con el mundo que lo rodea, pero a veces un exceso de atención o estímulos pueden generar estrés o miedo.

Estas situaciones son más frecuentes cuando hay niños en el entorno, ya que la presencia de un cachorro suele ser un motivo de alegría para los más pequeños, que les lleva a saturar al cachorro con mimos y juegos.

Es importante que enseñes a toda la familia a respetar el espacio de tu cachorro y que les indiques cómo deben de actuar con él. Muestra que estás intentando educar a tu cachorro en un entorno relajado y equilibrado, y por ello tratar a tu mascotas como a un objeto no es una opción.

No dejes que otros traten a tu cachorro como a un juguete, siempre deben entender que aunque sea muy bonito y den ganas de achucharlo todo el tiempo, es un ser vivo con necesidades y sentimientos.

Manipular al cachorro

En la socialización del cachorro, este es uno de los puntos más importantes, porque os afecta directamente a ti y a él. Manipular al cachorro tiene que ver con el grado de socialización entre el cachorro y su dueño. Como ya hemos dicho esto ocurre en los primeros meses de vida y debe hacerse para evitar problemas en un futuro.socialización-cachorro

Un perro y su dueño deben estar conectados y respetarse para que la relación sea perfecta. Debemos enseñar a nuestro cachorro que nosotros tenemos el mando y él debe respetar los límites y obligaciones que nosotros propongamos.

Cuando hablamos de manipular al cachorro, nos referimos a aspectos básicos de la que va a ser su rutina diaria:

Todas esas actividades que necesitarás hacer de forma natural cuando tu perro crezca, debes enseñárselas ahora que es un cachorro. Si lo haces bien, evitarás que tu perro asocie ser tocado o manipulado contra su voluntad, como una amenaza. Tu perro sabrá en todo momento qué es lo que esperas de él porque siempre lo has hecho así.

Exposición controlada

Igual que sucede con la manipulación física de tu cachorro, la exposición a diferentes situaciones cotidianas para ti, pero nuevas para él, será fundamental para que las normalice.

Si lo proteges de todo, él entenderá que debe sentir miedo. Si le muestras objetos nuevos, ruidos, entornos diferentes y lo acostumbras, tu perro sabrá que no hay nada que temer si está contigo.

Mantenerlo ultra protegido sólo hará que en futuro tu perro tenga una vida limitada e inadaptada. Situaciones como montar en coche, escuchar motos, ambulancias o estar en entornos con mucho ajetreo pueden provocar estrés en perros sobreprotegidos. 

Prevenir problemas en la conducta de tu perro es tan importante como prevenir enfermedades. Para una buena convivencia larga y feliz, ¡socializa a tu cachorro!.

Comentarios (0)

No hay comentarios
Sólo usuarios registrados

Categorías