Post del Blog

Lea post útiles sobre mascotas
¿Tu gato muerde cuando le acaricias? ¡Sabemos la razón!

¿Tu gato muerde cuando le acaricias? ¡Sabemos la razón!

124

¿Por qué muerde mi gato cuando le acaricio? 

Este comportamiento tan desconcertante de tu gato, tiene nombre, agresividad por irritación. Efectivamente, si los gatos son mascotas delicadas, no lo iban a ser menos con el tema de los mimos.

Si tienes un gato ya sabrás que para acertar con ellos, muchas veces hay que estudiar así que manos a la obra.

Agresividad por irritación en gatos

El término agresividad por irritación, no es otra cosa que el nombre técnico que se utiliza para explicar la reacción que tienen los gatos cuando algo les molesta o quieren expresar que ya es suficiente.

Por lo tanto, si esa agresividad se traduce en un mordisco mientras lo acaricias, tu gato te está diciendo que pares de tocarlo o que no lo hagas de esa forma.

Cuando los gatos  se acarician entre ellos lo hacen de forma breve. La brevedad de las caricias junto a la elección de la zona correcta serán fundamentales para que el gato disfrute y no se sienta agobiado. La cara, el cuello y las zonas laterales son sus favoritas cuando se acarician entre ellos.

Prueba a acariciar a tu gato de forma breve y en sus zonas preferidas:

zonas-para-acariciar-gato

Evita siempre enfadarte o regañarle después de que te haya mordido. Si lo riñes por ese comportamiento sólo aumentarás su frustración. Tu gato trata de hacerte comprender que algo no le está gustando así que no entenderá que eso te moleste.

Presta atención a las señales que te da tu gato

Normalmente, antes de que se produzca el mordisco o la conducta agresiva, tu gato te envía señales. Debes prestar atención a los cambios sutiles en su comportamiento. Si tu gato comienza a variar su actitud mientras lo acaricias, debes detenerte.

Algunas de las señales que puedes observar antes del mordisco son:

  • Pupilas dilatadasgato-muerde-cuando-le-acaricias
  • Cabeza baja
  • Orejas giradas hacia atrás
  • Golpecitos o latigueo de la cola

También es muy útil observar con atención las costumbres. Por ejemplo, si sueles acariciar a tu gato 10 minutos y acaba mordiéndote, debes para antes. Si por la rutina has detectado que a partir de la 6ª caricia tu gato comienza a ponerse nervioso, para en la 4ª o la 5ª.

Si quieres poder acariciar a tu gato durante más tiempo y con más calidad puedes probar el siguiente ejercicio.

Ofrece a tu gato comida en lata y acaricialo por la cabeza mientras se la come.

Haz esto sólo durante unos segundos y acto seguido retírale la comida y las caricias al mismo tiempo.

Tu gato asociará las caricias al momento gratificante de la comida y puede que desarrolle mayor tolerancia a tus mimos.

Lo más importante es que no fuerces al animal a ser de un modo que no es. Cada gato tiene su carácter y su tolerancia a las caricias, debes respetarlo y aprender a conocerlo, eso es lo más bonito de tener un gato.

Comentarios (0)

No hay comentarios
Sólo usuarios registrados

Categorías