Red Cell Care 200 ml. Suplemento vitamínico para perros y gatos Ver más grande

18,07 €

Red Cell Care 200 ml. Suplemento vitamínico para perros y gatos

No hay puntos de recompensa para este producto.


127800420

Producto Nuevo

VETNOVA

Oferta actual


Suplemento vitamínico-mineral desarrollado para el tratamiento de procesos anémicos en perros y gatos.

Más detalles

B B

Enviar a un amigo

Red Cell Care 200 ml. Suplemento vitamínico para perros y gatos

Red Cell Care 200 ml. Suplemento vitamínico para perros y gatos

Suplemento vitamínico-mineral desarrollado para el tratamiento de procesos anémicos en perros y gatos.

Recipiente :

* Campos obligatorios

  total  Cancelar

Características

Más info

Descargar

Ficha técnica

Proteína1.6%
Contenido de grasa0.65%
Fibras brutas0.3%
Humedad95.8%
Cenizas1.2%
Potasio0.017%

Más info

El suplemento multivitamínico Red Cell Care ayuda a tu mascota a recuperarse de estado carenciales y está indicado para múltiples afecciones ya que sus rápidos efectos proporcionan una rápida mejoría.

Indicaciones
  • Estados anémicos (hemorragias por traumatismo o cirugía mayor, anemias hemolíticas, anemias asociadas a enfermedades infecciosas o enfermedades crónicas -inflamatorias, degenerativas, neoplasias-, intoxicaciones, anemias por deficiencia de hierro, etc.)
  • Procesos de convalecencia, postoperatorios, estados de inapetencia y recuperación, hembras gestantes y lactantes, cachorros y geriátricos, déficits nutricionales, animales donantes

Mecanismo de acción

RED CELL Care aporta 19 vitaminas y oligoelementos. El hierro, el cobre, el cobalto y las vitaminas B2, B6, B9, B12 y K3 son esenciales para la síntesis de hemoglobina y glóbulos rojos. Las vitaminas A, D3, y B6 contribuyen al óptimo desarrollo óseo y muscular. Un tercer grupo (vitaminas B1, B2, B3, B5, colina y potasio) son esenciales para procesos metabólicos que transforman los nutrientes en energía. La vitamina B1 es, además, un estimulante del apetito. Por último, manganeso, selenio, cinc y vitamina E son factores clave en numerosos procesos metabólicos, ya que potencian el sistema inmunológico y protegen las células al neutralizar los radicales libres (acción antioxidante).

El hierro (absorbido principalmente en el intestino delgado proximal) es un componente esencial en la formación de hemoglobina. La hemoglobina es la responsable de trasportar el oxígeno en la sangre y de controlar la división de los eritrocitos y su liberación desde la médula ósea. Cuando existe un déficit de hierro, la producción de hemoglobina es insuficiente, provocando la anemia. Este déficit de hierro suele asociarse a una ingestión insuficiente en la dieta o a la perdida crónica de sangre.

El cobre, las vitaminas del grupo B y la vitamina K realizan distintos papeles, todos ellos esenciales, en la correcta formación de la hemoglobina, los eritrocitos y el óptimo funcionamiento de los mecanismos fisiológicos de la coagulación. Se han descrito anemias asociadas a la deficiencia de cobre y vitaminas B6, B9 y B12. Por otro lado, la deficiencia de vitamina K puede causar graves problemas hemostáticos.

• Con la administración de hierro se consigue un aumento en las concentraciones de hemoglobina que resulta en un aumento del hematocrito. Es importante que la terapia por déficit de hierro se continúe hasta que el hematocrito vuelva a ser normal (a las 4 semanas del inicio del tratamiento aproximadamente). El hematocrito aumenta antes de que las reservas corporales de hierro se hayan recuperado, por lo que si se detiene la terapia antes de tiempo (mínimo 4 semanas, pero puede ser necesaria una suplementación de varios meses dependiendo de la gravedad de la anemia), el animal corre el riesgo de volver a padecer anemia de nuevo.

• En animales que realizan donaciones sanguíneas se ha observado que la suplementación con hierro aumenta el volumen promedio de sangre que pueden donar (16-18 ml/kg cada 21 días, sin suplementación; 22 ml/kg cada 21-28 días con ella).

• Se han demostrado beneficios en el tratamiento con suplementos de hierro en pacientes con Enfermedad Renal Crónica.

Modo de empleo

Agitar antes de usar.

Administrar 1 ml/kg de peso al día mezclándolo con el alimento o mediante una jeringa por vía oral.

En caso de anemias ferropénicas se puede llegar a la dosis de 4 ml/kg de peso al día.


Composición

Agua, citrato amónico férrico, hidróxido amónico, goma xantana, sulfato de cinc, vitamina E, sacarina sódica, ácido cítrico (conservante), vitamina A, cloruro de colina, sorbato potásico (conservante), concentrado de hígado, benzoato sódico (conservante), niacinamida, sulfato de manganeso, cloruro potásico, sulfato de cobre, hidrocloruro de tiamina, vitamina D3, colorante artificial, sulfato de cobalto, riboflavina, pantotenato d-cálcico, hidrocloruro de piridoxina, ácido fólico, bicarbonato sódico, selenito sódico, vitamina B12 y complejo bisulfito sódico menadiona.

Presentación

Ennvase de 200 ml con tapón dosificador.

Descargar

También han comprado

Estos productos se han comprado junto con los actuales

Productos similares

Productos en la misma categoría